jueves, 17 de enero de 2008

Algo pasa...

Lo cierto es que tardamos bastante en saber que a nuestro hijo le "pasaba" algo. Hasta que fue a la guardería no había nada que indujese a pensar en ello. Cierto es que tardó en echar a andar (le llegamos a llevar a un pediatra particular aconsejados por la guardería), pero lo achacamos a que con once meses se pegó un gran mamporro y desde entonces tuvo miedo. En cuanto a hablar, también tardó un poco, aunque sí empezó bastante pronto a decir las palabras más típicas: "papá", "mamá", "chicha"... Pero cuando empezó, se soltó a base de bien, sin apenas cometer errores gramaticales o sintácticos (ésta es precisamente una de las características de las que a veces se habla con relación al síndrome de Asperger).

Como digo, fue desde la guardería donde nos llamaron la atención. El niño iba a lo suyo, se aislaba, no quería interactuar con los demás. La verdad es que no iba a las horas llamémosles de "escuela", sino a las de guardería "pura y dura" a causa de nuestros horarios de trabajo: por la mañana en casa, por la tarde trabajando los dos. La cosa fue a más y finalmente nos recomendaron que le mirasen en un centro especializado de nuestra ciudad.

Cuando fuimos se nos cayó el alma a los pies. Ya sabíamos el tipo de problemas que allí se trataban, pero el estar esperando a hablar con una asistente social en una sala de espera repleta de fotos con niños con síndrome de Dawn y otros problemas semejantes es muy fuerte para unos padres que hasta entonces no habían tenido contacto alguno con estas realidades. (Con el paso del tiempo sólo podemos contar maravillas de ese centro, al que estamos enormemente agradecidos por lo bien que se portaron con nuestro hijo y además hemos perdido totalmente los prejuicios hacia la gente que llaman "diferente". Estamos ahora al otro lado de la trinchera.)

La sicóloga que le observó no consideró en principio necesario un apoyo en ese centro. Sí que detectó cierto retraso madurativo (que ha sido el "diagnóstico" que más se manejó en relación con nuestro hijo hasta que lo del Asperger empezó a quedar más que claro) y, especificando algo más, un "transtorno de la vinculación" relacionado especialmente con mi mujer. (Yo nunca supe muy bien lo que esto significaba, pero hoy en día me da un poco igual ya que sé que por ahí no iban los tiros).

El caso es que volvió a la guardería y allí acabó su etapa antes de la educación infantil, siempre con la sombra de que algo pasaba en el ambiente. Al llegar al colegio y comenzar la educación infantil, sí que empezó a estar más claro que algún problema había y allí se inauguró el periplo de sicólogos, médicos y más sicólogos en el que ahora mismo estamos inmersos (y, como se suele decir, lo que te rondaré morena...)

Volvimos al centro especializado, que esta vez si que nos indicó que sería mejor que tuviera apoyos allí complementarios de los que le pudiera dar el colegio. Y también fuimos por primera vez al neuropediatra, en cuya consulta apareció lo del "espectro autista". Sin embargo, en el centro continuábamos con el "retraso madurativo". A la larga, parece que la neuropediatra acertó...

4 comentarios:

Alma Cándida dijo...

El psicoanálisis, como corriente, es absolutamente nefasta para el tratamiento del SA. Por favor, léase la Guía de buena práctica para tratamiento de los Trastornos del Espectro Autista, del GETEA del Instituto de Salud Carlos III, del M. de Sanidad!!! Podrá encontrarlo en Revista de Neurología, o en la web del Instituto Carlos III, aunque no sé si el vínculo aún funciona (el de la web, no el de la madre) (si lo desea y me hace saber cómo, se lo envío, junto con más materiales). Eso del vínculo con la madre... por Dios, las teorías de la madre "freezer" están totalmente desfasadas y no hacen sino daño, bastante tiene una que aguantar a la sociedad y bastante hay con lo que lidiar como para que encima vengan con teorías descabelladas... Ni madres freezer, ni dietas sin gluten ni caseína, ni quelaciones, ni intoxicación por el mercurio d elas vacunas... Todo eso está descartado. Qué rabia me da.

Mixolidius dijo...

Gracias. Lo buscaré. Al ser bibliotecario, tengo suficientes medios para encontrarlo, je, je. Aprovecho para ofrecer mis servicios en ese campo...

susana ruiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
susana ruiz dijo...

Hola Paco, me gustaria ponerme en contacto contigo. Te dejo mi correo abracadabrapatitadecabra@gmail.com

Por favor, es importante. Gracias por adelantado.