jueves, 24 de febrero de 2011

Su hermana

En esta bitácora siempre hablo de él. Lo que dice, lo que hace... Pero nunca de su hermana, que también creo que tiene que aparecer por aquí. Porque ella también sufre las consecuencias del problema de su hermano.

En primer lugar porque, aunque sea de forma inconsciente, nuestra atención muchas veces se focaliza en exceso en él. Ella, que de tonta no tiene un pelo, se da cuenta y por lo tanto ha de llamar nuestra atención. No necesito rebuscar demasiado en la memoria para encontrar ejemplos: esta misma semana, en la que él ha estado con fiebre y con un fuerte catarro, ha habido que darle a ella exactamente los mismos medicamentos porque "también se encontraba mal". Nosotros procuramos corregir esta situación, pero es inevitable que suceda lo dicho al principio de este párrafo, que la atención se dirija mucho más hacia él.

En segundo lugar porque su hermano muchas veces focaliza sus frustraciones en ella. Así, cuando le intentamos regañar (en una anterior entrada comenté la dificultad que entraña esto), inmediatamente traslada nuestro reproche hacia ella. Si, por ejemplo, durante la cena le decimos: "¡Acércate a la mesa, que se te va a caer la comida!", él inmediatamente pronuncia -grita- la misma frase dirigida a su hermana. La semana pasada estuvimos él y yo visitando al neuropediatra en el hospital, algo que le pone bastante nervioso. Prácticamente toda la conversación que tuvimos en la casi hora y media que nos tocó esperar versó sobre aquella vez que la tuvieron que ingresar a ella en ese hospital para hacerle una prueba de alergia a los antibióticos y del pinchazo que le tenían que dar esta semana a ella en el centro de salud.

Y en tercer lugar -y esto es lo que más duele- porque en ocasiones tiene que soportar que algunos compañeros en el colegio le pregunten por su hermano. En el mejor de los casos le preguntan qué le pasa, pero también hay que simplemente le viene a decir que su hermano es "tontito". Casualmente lo mismo que opina alguna esclarecida diputada y exalcaldesa de las personas discapacitadas.

2 comentarios:

cisnegro dijo...

Jajajajaj el comentario final es muy agudo.....
En fin decir que mi caso es similar pero no se si es porque él es mayor que ella son ambos uña y carne. Y ebo decir que lo mejor que le ha pasado a él es su hermana, se llevan 3 años de diferencia pero al caso es como si fueran iguales. En mi caso fue ella quien reclamaba mi atencion completa y le tenia que hacer lo mismo a ella que le hacia a él: por las noches tenia que cantarles a los dos juntos, tenia que acunarles a los dos juntos, tenia que darles de comer a la vez, por lo que opte a una cucharada ella, una cucharada él, los he tenido que bañar siempre juntos, y a todo y con todo siempre juntos e igual, a medida que han ido creciendo han ido surguiendo algunas diferencias, en intereses sobretodo, como jueguetes, etc, cuando tuvimos que comenzar a medicar al niño ella tambien queria tomarse la pastilla, pero evidentemente eso no podia ser, de orma que le compramos en el herbolario grageas de omega 3 algo que la venia muy a ambos por ser TDA y no les perjudicaba, de esa manera subsanamos el deseo de ella por tomar la pastilla de mitilfenidato que debe tomar su hermano y que en un descuido ella lo hubiera hecho sin que nosotros lo sepamos.
En la actualidad ella con 10 y el con 13 se lelvan e maravilla y para el ella es su dia y su noche, lo mejor de todo es que para ella su hermano es diferente porque lo es, y no se preocupa ni le rechaza por ser un poco tonto algunas veces, pero eso se lo dice cuando esta enfadad con el porque le ha roto algo de ella normalmente considera que su hermano es como un pequeño genio que hace cosas que otros niños no saben hacer, y él como no tienen amigos ya tiene las amigas de ella y asi hacen una pandilla. el es el satelite que gira a su alrededor aunque no participe de sus juegos, pero siempre esta ahi y las cosas no serian igual si el faltara.
Creo que lo mejor es la maravillosa relacion que hay entre los dos.

Mixolidius dijo...

A nosotros nos dijeron en el centro que le atendió por primera vez que la mejor terapeuta que podría tener nuestro hijo era precisamente ella. :-)